martes, 5 de abril de 2016

Fría

Me voy apagando, enfriando,
como si de las nubes cayeran 
gotas frías de una ilusión,
que apenas empezaba
y ya está fría y acabada.

Y me cuesta respirar,
y no puedo ni llorar,
por lo que hubiera querido
que no quedara en el olvido.
porque el miedo es la prisión
donde encerraste mi corazón.

Tal como lo sentí lo expresé,
con distintas palabras,
con distintas canciones,
con distintos silencios.
No era amor, o eso creo,
sólo el sueño de tenerlo.

Aunque yo ya lo sabía,
sin querer te llamaba.
Y tú más te enfriabas.
Y yo más me enfriaba.
Porque si no se cuida 
la ilusión se enfría.

No fui yo. Fuiste tú.
Venció tu miedo al mío.
Y sigo sin saber porqué.
Ni siquiera sé que fue.
¿Qué pasó para alejarte
sin ni siquiera acercarte?


Para ti es mi deseo,
que en la próxima ocasión,
y antes de que sea tarde,
no dejes con ilusiones a nadie.
Porque algún día te verás 
al otro lado del espejo
y sabrás lo que se siente
siendo tu propio reflejo.

Yo para mi solo quiero 
haber aprendido, al menos,
y que no me vuelva a pasar,
que no me vuelva a ilusionar,
de quien dice tenerme miedo.

Así que ya nos vamos
cada uno por su lado,
porque ya me estoy cansando
del juego al que estoy jugando.








No hay comentarios:

Publicar un comentario