martes, 5 de julio de 2016

NO al silencio

No sé hablar con medias palabras, 
ni expresar sólo parte de mis sentimientos,
ni soy de querer a trozos o a medias.

Sí, soy una romántica y muy intensa, y ese mi problema y de nadie más
..la primera que se ríe de ello soy yo... 
Así que siempre estoy de broma con ese tema. 
Eso sí, yo siempre digo lo que pienso y lo que siento, no tengo filtro alguno..
Y a veces eso me causa algún problema, pero también es problema mío y de nadie más...
Nunca pretendo, nunca exijo, nunca pido nada a nadie, no espero nada de nadie. Yo solita ya me doy las respuestas, las conclusiones y tomo mis propias decisiones. 
Aunque me equivoque!

Y, por supuesto, no espero que nadie sea como yo, que piense como yo o que haga lo que yo... Menudo aburrimiento!

Pero que no me pidan que mida mis palabras, con silencios...
Ni que frene mis sentimientos y emociones, con timidez...
Ni que tenga que querer poco a poco, por miedo o por prudencia...

Dejaría de ser yo...

Y yo lo vivo o no lo vivo.
Y si no me siento cómoda me asusto.
No quiero volver a ser la que apuesta fuerte y sale siempre perdiendo en la ruleta de la vida.

Claro que me gusta recibir,
como a todo el mundo.
Dicen que "hechos y no palabras" 
Yo digo que el equilibrio entre ambos es el punto perfecto en una relación.

Soy de abrazos que lo dicen todo,
y de susurros que lo explican todo.
De besos y miradas intensas,
y de leer en los labios un "te quiero".
De necesitar un hombro en el que apoyarme,
y escuchar un "no tengas miedo, no pasa nada, yo estoy aquí"...
De sorpresas sin motivo, 
de palabras que no esperas,
de poderme dar sin miedo 
a que me rechacen de nuevo.

Pero no espero nada, 
nunca pido nada, 
no exijo nada...  
Sólo se escribirlo...







No hay comentarios:

Publicar un comentario