lunes, 18 de enero de 2016

Amar


Amar no es saber recibir, ni alegrarte profusamente de lo que te dan.

Amar es dar. Es una mirada a escondidas, un abrazo impulsivo, un beso robado, un detalle sin aniversario...

Amar es saber lo que le hace feliz y hacer todo lo posible por lograrlo. Buscar el regalo perfecto, dedicar tiempo a pensarlo...

Amar es conocerlo, saber los límites de su paciencia, de su dolor, de su capacidad de aguantar y no traspasarlos.

Es respetar sus silencios, ayudarle con sus miedos.

Amar es ansiar verlo, desear tenerlo.

Amar es no hacer daño a conciencia, no mentir, no engañar, no hacer algo que sabes que le dolerá y quizás abra una grieta imposible de reparar en la pared llamada confianza.

Amar es renunciar a la soledad y dar la bienvenida a compartir una vida.

Amar no es intentar, amar es hacer.

No es descuidar, es sorprender.

Ni es prometer sino cumplir.

Amar es ayudarle a recomponer sus pedazos después de una pérdida, una enfermedad, una desilusión, una traición...

Es tener tu hombro y un pañuelo siempre preparados.

Amar es construir juntos un presente y un futuro y comprender un pasado.

Amar es jugar, bromear, reír, acariciar, abrazar, besar, provocar...

Amar es cosa 
de todos los días, 
de todos los años, 
de todas las vidas...




No hay comentarios:

Publicar un comentario