miércoles, 11 de diciembre de 2013

Quiero dejar de ser esclava de mis silencios y volver a ser dueña de mis palabras...

Tantas veces hablé desde el silencio,


que olvidé expresarme de otra manera.

No recordaba lo fácil que es decir lo que quieras

aunque incomode o no guste, aunque duela...

Empecé poco a poco, discretamente,

con tacto y una pizca de picardía.

Me gustó tanto que no pude pararme,

demasiadas palabras, sentimientos reprimidos,

mucho dolor acumulado y todos los miedos

lanzados, de pronto, a la cara y no a la espalda...

Pero aprenderé a callarme silencios,

a hablar hasta que los malentendidos se resuelvan,

a gritar suavemente, a reír a carcajadas,

a hacerme oír y, cuando lo merezca,

ser acallada....

Quiero dejar de ser esclava de mis silencios y volver a ser dueña de mis palabras...


No hay comentarios:

Publicar un comentario