domingo, 3 de julio de 2016

Volverte a enamorar

Cuando te vuelves a enamorar recuerdas un cúmulo de sensaciones que tenías archivadas casi en el olvido.

Explota dentro de ti una especie de bomba extasiante que te transforma en alguien más feliz, más divertida, más sentimental, más romántica, más extrovertida y hasta más guapa...

Te miras en el espejo y aparece la joven enamoradiza que fuiste y que casi no recordabas.

Cuando te enamoras de nuevo es como revivir pedacitos de juventud que te quitan años, arrugas, cordura... Se te nubla el juicio y no quieres, de ninguna manera, que ese cielo despeje. 

Porque ahora vives ahí, en ese cielo, en esa ilusión, en ese paraíso, al que renunciaste, hace mucho tiempo, porque creías que no seguía existiendo.

Y te miras en sus ojos y te das cuenta de que él también ve en ti lo que sientes y eso le adula y le atrapa y le hace recordar porqué se enamoró y porqué se abraza a tu cuerpo con tanto miedo a perderte.

Y, con cada roce, cada mirada, cada silencio, con cada abrazo, es como vivir vuestra historia de amor una vez y otra y mil veces.

Y te lo digo ahora que no me ves...
Te querré siempre pero me enamoraré de tí muchas veces...






No hay comentarios:

Publicar un comentario