viernes, 8 de julio de 2016

Se desvaneció la Magia

Hace muy poco dije:

Si una ilusión es esperar 
que un sueño se cumpla,
si se cumple
se convierte 
en Magia.

Ahora digo:

Si una desilusión es saber 
que un sueño no se cumplirá,
si no se cumple 
se convierte 
en un Truco fallido.

Y este Truco fallido me está 
desengañando,
decepcionando, 
desncantando,
desembrujando... 
Es decir,
me está desilusionado.

Y parecerá que no me duele
porque disimular lo convierto en arte.

Y resistiré, como siempre he hecho,
porque cada golpe me hace más fuerte.

Y asumiré todos mis malas acciones 
porque debo aprender de mis errores.

Y no me culparé solamente a mi
porque esto era cosa de dos, no sólo mía... 

O eso creo, 
o eso creía... 

Pero no volveré a mostrarme completa,
entera.
Reforzaré mi alambrada con espinas si es necesario.
Me limitaré a mostrar la mujer que soy, valiente, autosuficiente, fuerte, independiente.
Y esconderé a la niña que también soy
vulnerable, miedosa, falta de cariño y con baja autoestima.

Quizás la Magia fue siempre mi Utopía.

Quizás pensar en compartirla fue la forma de bajar de nuevo a Realidad.

Aún así volveré a despegar del suelo 
cuantas veces haga falta, eso sí, con más prudencia y precaución.

Porque si no alcanzar los sueños  es fracasar, no dejar de intentarlo es vivir 
Yo prefiero vivir mis fracasos que dejar morir mis sueños.

Gracias por todos y cada uno de los momentos que hemos vivido. 
Fueran ilusión, truco, magia, utopía o realidad, para mi han sido muy especiales.
Siempre estarás en mi recuerdo, en una parte de mi mente, en una parte de mi cuerpo, en una parte de mi corazón... en una parte de mi alma. Gracias! 





No hay comentarios:

Publicar un comentario