domingo, 13 de octubre de 2013

Hoy.

Hoy voy a vivir el presente, recordando con cariño el pasado y sin agobiarme por el futuro.
¡Claro que tengo remordimientos y noches en vela por hechos pasados que me gustaría poder cambiar! Es imposible, así que hay vivir sin estresarse e intentando compensar en el presente las malas acciones pasadas.
Hay una persona a la que no puedo compensar ya que murió, pero estoy segura de que, esté donde esté, sabe que todos y cada uno de los días que paso sin ella tengo un recuerdo bonito, una lágrima fácil o una carcajada, por todos los buenos momentos que durante años sí pasamos, e intento recuperarme de los tristísimos últimos días que vivimos juntas.
A todas aquellas personas que asoman en mis sueños recordándome lo mal que lo he hecho a veces, sólo decirles que nunca jamás ha sido a conciencia, que soy buena gente pero no siempre sé actuar como tal, que en ocasiones la vergüenza me paraliza y el miedo al rechazo hace que no de ese primer paso que salvaría nuestra amistad.
Los remordimientos no dejan dormir a quien no se acepta como es... Ya casi me estoy aceptando cerca de los 45 años... He tardado un poco, jajaja.... Pero duermo más tranquila y en paz conmigo misma.
Hay cosas difíciles de perdonarse, sobre todo cuando, por alejarte de personas que te hacen daño, dejas en el camino a otras a las que quieres sin tener ninguna culpa y no mereciendo tu distancia... Perdón, de corazón lo digo... Perdón e intentar entender que tuve que tomar decisiones que no fueron acertadas pero que son las que creí en su momento que debía tomar... Siento esa distancia que intentaré acortar poco a poco... ¡¡¡Os adoro!!!
Y del futuro mejor no hablamos que la incertidumbre siempre ha sido enemiga de Morfeo y debo descansar por prescripción facultativa...
A partir de ahora a dormir a pierna suelta...




No hay comentarios:

Publicar un comentario