miércoles, 23 de octubre de 2013

Con la música no se juega

Necesito música en mi vida... 

Para reír y para llorar... 

Para pensar y también para olvidar...
Para darme cuenta que casi todo ha sido escrito ya... 

Que, aunque cambien los acordes, el sentimiento de una canción ha sido vivido, madurado, pensado, redactado y cantado miles de veces...

Y es que todo lo que hayas experimentado, por bueno o malo, aburrido o excitante, que sea... ya lo han vivido miles de personas antes que tú.

Eso me hace darme cuenta de que, por muy víctima u ombligo del mundo que me sienta algunas veces, no soy diferente al resto de personas y, de alguna manera, me hace pisar más firme el suelo bajo mis pies...

Busco una página en blanco donde describir esta sensación y no guardarla en el olvido...
Porque con la música, en mi vida, no se juega...





sábado, 19 de octubre de 2013

Miedo a las alturas...

Que hace algunos años me tirara con parapente en Fuente Dé y ahora, de repente, padezca acrofobia y no sea capaz de cruzar un puente...


Fuente Dé

viernes, 18 de octubre de 2013

Ayer...

Después de un mes, una semana y un día de incertidumbre, puedo decir bien alto que ayer me comunicaron que no es cáncer lo que tenía en el pecho...
El descanso que siento es infinito....
Además ayer fue uno de los días más felices que recuerdo... Notar el alivio en las caras o en los mensajes de tantas personas, me hizo darme cuenta de que sí importo, sí tengo un lugar en el mundo donde dejaré un vacío cuando me vaya...
Os quiero!!!!


domingo, 13 de octubre de 2013

Hoy.

Hoy voy a vivir el presente, recordando con cariño el pasado y sin agobiarme por el futuro.
¡Claro que tengo remordimientos y noches en vela por hechos pasados que me gustaría poder cambiar! Es imposible, así que hay vivir sin estresarse e intentando compensar en el presente las malas acciones pasadas.
Hay una persona a la que no puedo compensar ya que murió, pero estoy segura de que, esté donde esté, sabe que todos y cada uno de los días que paso sin ella tengo un recuerdo bonito, una lágrima fácil o una carcajada, por todos los buenos momentos que durante años sí pasamos, e intento recuperarme de los tristísimos últimos días que vivimos juntas.
A todas aquellas personas que asoman en mis sueños recordándome lo mal que lo he hecho a veces, sólo decirles que nunca jamás ha sido a conciencia, que soy buena gente pero no siempre sé actuar como tal, que en ocasiones la vergüenza me paraliza y el miedo al rechazo hace que no de ese primer paso que salvaría nuestra amistad.
Los remordimientos no dejan dormir a quien no se acepta como es... Ya casi me estoy aceptando cerca de los 45 años... He tardado un poco, jajaja.... Pero duermo más tranquila y en paz conmigo misma.
Hay cosas difíciles de perdonarse, sobre todo cuando, por alejarte de personas que te hacen daño, dejas en el camino a otras a las que quieres sin tener ninguna culpa y no mereciendo tu distancia... Perdón, de corazón lo digo... Perdón e intentar entender que tuve que tomar decisiones que no fueron acertadas pero que son las que creí en su momento que debía tomar... Siento esa distancia que intentaré acortar poco a poco... ¡¡¡Os adoro!!!
Y del futuro mejor no hablamos que la incertidumbre siempre ha sido enemiga de Morfeo y debo descansar por prescripción facultativa...
A partir de ahora a dormir a pierna suelta...




miércoles, 9 de octubre de 2013

Mañana...

Mañana comenzará una nueva etapa de mi vida, o eso creo...
Después de la operación pueden pasar dos cosas, o que me quede super tranquila porque todo haya ido bien, o que comience un periodo de lucha al que me da terror enfrentarme.
No quiero parecer una histérica, pero desde el viernes 13 de Septiembre duermo fatal y estoy hiper nerviosa. No paro de darle vueltas y más vueltas al tema y acabo acojonada antes de tiempo.
Todo el mundo me dice.. "tranquila, que no va a ser nada".... y yo pienso... "si no fuera nada no tendrían que quitármelo".
Intento mantener la compostura todo lo que puedo y ocupar mi mente en otras cosas pero cuando llega la noche y me quedo sola con mis pensamientos no puedo evitar que me entre el miedo en el cuerpo y tire a Morfeo de una patada de mi cama....
Seguramente soy una exagerada y una alarmista y al final se quede en una anécdota.... O no...
Es la incertidumbre lo que me está comiendo por dentro...
Voy a intentar parecer un poco más optimista... puedo llegar a trasmitir tanto pánico que acabe ingresada en psiquiatría en vez de en cirugía.... (es broma)...
Menos mal que tengo al lado personas que me quieren y me aguantan... sin ellas no podría superar ni levantarme de la cama en más de una ocasión, o meterme a la fuerza en otras...
Gracias a mi familia por estar siempre que los necesito y por soportarme en todo momento, ya que no es nada fácil...
Y despedirme hasta mañana, o pasado, o al otro..... Cuando me entren ganas de vomitar mis alegrías o mis miserias o simplemente mi aburrimiento...




domingo, 6 de octubre de 2013

Los niños también son personas!!!

He intentado educar a mis hijas de forma que no tengan nunca miedo a expresar lo piensan o lo que sienten.
Me fastidia sobre manera las educadoras que van de listas y no dejan a sus alumnos ni explicarse.
Y más las que no paran de castigar sin dejar al alumno expresarse.
Y mucho más las que en una reunión de padres te dicen delante de todos que "Siempre castiga con razón" cuando te estás quejando de que el castigo fue excesivo.
Digo yo que tirar de clase, al pasillo donde no hay vigilancia, a una niña de 8 años por bostezar y pensar que se aburría es un pelín excesivo, por mucho que la profesora me diga que tenía la puerta abierta.
Y no es que piense que no haya que castigar, siempre y cuando se lo merezcan, pero el refuerzo positivo da mejores resultados y además está demostrado. Y también existen otras formas de castigo menos bochornosas.
Además, el decirlo en una reunión general de clase fue porque llevo varios días pidiéndole una cita urgente para que me diera su versión de los hechos y poder llegar a un entendimiento... y me la ha concedido para dentro de dos semanas!!!
Admiro la labor de los maestros muchísimo, yo sería incapaz de realizarla. Generalmente, merecen que besemos el suelo por donde pisan ya que nos ayudan a darles una educación y unos valores a nuestros hijos que sería imposible de otra manera.
Pero no se está en poder de la razón si crees que siempre tienes la razón.
Quien sabe, quizás hayamos comenzado con mal pie y terminemos dentro de dos años yendo juntas por el mismo camino.
Aunque lo dudo...